Ciertos antidepresivos no empeoran la motricidad en EP

Actriz Helen Mirren confiesa que padece Parkinson

 

 

PSIQUIATRÍA
Portada >

 

Universidad de Rochester en Nueva York

ANALIZAN LA PAROXETINA Y LA VENLAFAXINA
Ciertos antidepresivos no empeoran la motricidad en EP
Un trabajo de investigación, que se publica hoy en la edición digital de Neurology y ha sido llevado a cabo por científicos del Centro Médico de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, ha mostrado que la paroxetina, antidepresivo inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, y venlafaxina de liberación extendida, inhibidor de recaptación de la norepinefrina y de la serotonina, no empeoran los problemas motores en enfermos de Parkinson con depresión.
Redacción   |  12/04/2012 00:00
Casi la mitad de los pacientes con Parkinson sufren depresión. Determinados antidepresivos parecen reducir la enfermedad psiquiátrica en las personas con Parkinson sin empeorar los problemas motores, según un estudio que se publica hoy en la edición electrónica de Neurology.
“Estos resultados son emocionantes, ya que la depresión en esta patología neurológica es común pero no estamos seguros de cuál es la mejor manera de tratarla. Los antidepresivos clásicos son eficaces pero tienen muchos efectos secundarios. Por el contrario, otros antidepresivos presentan men0s efectos adversos aunque no sabíamos si serían eficaces en los pacientes con Parkinson”, ha afirmado la autora de la investigación, Irene H. Richard, del Centro Médico de la Universidad de Rochester, en Nueva York, y miembro de la Academia Americana de Neurología.
Los fármacos analizados por los investigadores del trabajo publicado en Neurology fueron paroxetina, antidepresivo de la clase de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), y venlafaxina de liberación extendida, que pertenece a la clase de los inhibidores de recaptación de la norepinefrina y de la serotonina.





Escala de Hamilton
El ensayo clínico, de tres meses de duración, implicó a 115 personas con Parkinson en varios estadios de la enfermedad y que cumplían el criterio para depresión. Alrededor de un tercio de los participantes recibieron paroxetina, otro tercio venlafaxina y el tercio restante placebo.

Universidad de Rochester en Nueva York

De media, los del grupo de paroxetina tuvieron una mejora de 13 puntos en la escala Hamilton de depresión y los del grupo de venlafaxina experimentaron una mejora de 11 puntos en la citada escala, en comparación con los 6,8 puntos de mejora con el placebo.

Anuncios

Psiquiatría: Noticias y artículos sobre enfermedades mentales

 

 

PSIQUIATRÍA

Noticias

enfermedades mentales / Psicosis / Epidemiología
11/abr/2012 Parc de Salut Mar. 2012 Abr

Los expertos alertan que 3 de cada 100 jóvenes sufrirá un episodio psicótico.

Resumen

El Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones (INAD) pone en marcha un portal sobre “Primeros episodios psicóticos” que cuenta con el primer espacio de relación médico-paciente a través de la red.

Los trastornos psicóticos constituyen uno de los principales problemas sanitarios en el ámbito de la salud mental debido a su incidencia, su gravedad y el elevado índice de recaídas, pero también por la manera como pueden afectar el desarrollo de las personas que los sufren y el consecuente impacto que puede tener sobre los ámbitos familiar y social.

Afecta principalmente a jóvenes y la mayor parte de los afectados consiguen la recuperación del episodio. El 20% de la gente que experimenta psicosis, sólo tendrá un solo episodio y el 60% tendrá recaídas. 3 de cada 100 jóvenes sufrirá un episodio psicótico de forma que, en esta franja de edad, la psicosis es más frecuente que otras enfermedades como la diabetes.

El inicio del tratamiento normalmente no coincide con el inicio de la enfermedad. Según datos epidemiológicos, pueden pasar años hasta que el paciente sea diagnosticado.

Este retraso en el diagnóstico de la enfermedad conlleva una recuperación posterior más lenta e incompleta, un aumento de la comorbilidad (especialmente depresión, consumo de tóxicos, suicidio, etc), un deterioro de las relaciones sociales y familiares y un peor pronóstico.

En este marco de actuación, la Organización Mundial de la Salud y el Plan Director de Salud Mental y Adicciones del Departamento de Salud insisten en que hay que unir esfuerzos para la detección precoz y la intervención intensiva sobre estos trastornos, para poder modificar y mejorar su pronóstico evolutivo y reducir el impacto económico.

El Grupo de Estudio y Tratamiento de Primeros Episodios Psicóticos (ETEP) del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones (INAD) del Hospital del Mar ha impulsado la creación del primer portal sobre primeros episodios psicóticos en el ámbito de la sanidad pública catalana: www.hospitaldelmar.cat/episodis-psicotics/es_index.html con el objetivo de informar y orientar a los afectados y sus familiares sobre los aspectos más importantes de la enfermedad aprovechando las nuevas tecnologías como herramienta para establecer una relación en red que pretende fomentar la autogestión de su salud y mejorar su calidad de vida.

Además, el portal ofrece el primer espacio de relación médico-paciente o médico-profesional de la salud a través de la red para atender dudas o pedir la supervisión de casos en el entorno de esta patología.

La página web se estructura en 4 grandes bloques de información destacando los contenidos de interés para los ciudadanos (síntomas, causas y tratamiento de la enfermedad), contenidos dirigidos a los profesionales sobre la derivación de pacientes y otras informaciones sobre la actividad y proyectos de investigación del Grupo ETEP.

PSIQUIATRÍA

Artículo original

enfermedades mentales / Trastornos infantiles
11/abr/2012 Psicothema. 2012;24(2):284-288.

Crianza y agresividad de los menores: ¿Es diferente la influencia del padre y de la madre?

(Parenting and children’s aggression: Are there differences in the influence of the father and the mother?)
Autor-es: Ana Tur-Porcar; Vicenta Mestre; Paula Samper; Elisabeth Malonda.

Resumen

La crianza aporta mensajes y reglas que modulan el desarrollo de la personalidad de los menores. Estos mensajes tienen una influencia positiva o negativa sobre su conducta. El objetivo de este estudio empírico ha sido analizar las relaciones entre la agresividad física y verbal de los hijos y las hijas y el estilo de crianza practicado por el padre y por la madre.

Se ha realizado sobre una muestra de 2.788 alumnos entre 10 y 15 años, que cursan el tercer ciclo de Educación Primaria (44%) y el primer ciclo de Educación Secundaria (56%). De ellos, 1.412 son varones (50,6%) y 1.375 son mujeres (49,3%).

Los resultados muestran que la agresividad de los hijos varones está más relacionada con los factores de crianza asociados a la madre, además de la inestabilidad emocional. En las hijas, ambos progenitores influyen por igual.

Acceso gratuito al texto completo.

Para poder visualizar el texto completo, necesita tener instalado el Adobe Reader, si usted no lo tiene puede bajárselo gratuitamente desde la dirección: get.adobe.com/es/reader/

Abstract

Child rearing provides messages and rules that mediate the children’s personality. These messages have a positive or negative influence on their behaviour. The objective of this empirical study was to analyse the relationship between physical and verbal aggression of sons and daughters and parenting style practiced by the father and the mother.

The sample consisted of 2,788 students, aged 10 to 15 years, studying either the third cycle of Primary Education (44%) or the fi rst cycle of Secondary Education (56%). Of them, 1,412 were boys (50,6%) and 1,375 were girls (49,3%).

The results show that children’s aggressiveness is more related to factors associated with the mother’s parenting. In the case of daughters, the infl uence of parenting factors are caused by both parents (father and mother).

La delgada línea que separa la tristeza de la depresión

 

 

PSIQUIATRÍA
Portada >

FUENTE: http://psiquiatria.diariomedico.com

EL UMBRAL ESTABLECIDO PODRÍA SER REDEFINIDO

La delgada línea que separa la tristeza de la depresión

El diagnóstico de la depresión puede caer en el riesgo de que se patologice una reacción vital normal, como es la tristeza. Sobre los escollos que supone la identificación de la enfermedad psiquiátrica ha centrado su intervención en un simposio internacional el psiquiatra Mario Maj.
José A. Rodríguez. Barcelona   |  26/03/2012 00:00
La depresión mayor afecta, a lo largo de la vida, a entre el 10 y el 25 por ciento de las mujeres y al 5-12 por ciento de los hombres. Pero es necesario mejorar los criterios para el diagnóstico de esta enfermedad con el objeto de no convertir en un trastorno reacciones normales ante situaciones vitales. Así lo ha señalado Mario Maj, psiquiatra y profesor de la Universidad de Nápoles (Italia), durante el Simposio Internacional sobre Actualizaciones y Controversias en Psiquiatría. Nuevas perspectivas en depresión”, que se ha llevado a cabo en Barcelona.

“Es importante que los profesionales nos planteemos la pregunta: ¿cuándo la depresión se convierte realmente en un trastorno mental?”

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión podría convertirse en 2020 en la segunda causa de discapacidad en el mundo. El problema es, según Mario Maj, que el umbral que fija el manual de criterios diagnósticos de los trastornos psiquiátricos DSM-IV para el diagnóstico de la depresión mayor es arbitrario y, además, no está basado adecuadamente en criterios sólidos y pragmáticos. Por ese motivo, “es importante que los profesionales nos planteemos la siguiente pregunta: ¿cuándo la depresión se convierte realmente en un trastorno mental?”.
Para responder a esta pregunta, Maj, que ha sido uno de los miembros del equipo de trabajo del manual DSM-V sobre trastornos del estado de ánimo, parte de tres enfoques diferentes, cada uno con sus debilidades y fortalezas. Uno de ellos es el enfoque contextual, “que supone que siempre hay una diferencia básica entre tristeza normal y depresión, ya que la primera tiene que ver con algún hecho de la vida de la persona, y es una respuesta normal y proporcionada. La depresión, en cambio, no se relaciona con un hecho vital y, si se relaciona, la reacción es desproporcionada”.

“El problema del DSM-IV es que propone un umbral arbitrario, que no está fundamentado en bases pragmáticas razonablemente sólidas”

Aunque a juicio de Mario Maj se trata de un enfoque razonable, que además está en sintonía con el DSM-IV, presenta la dificultad de que el clínico debe establecer la relación entre el estado de ánimo de su paciente y sus hechos vitales. “Algo que no es sencillo, porque muchas personas en estado depresivo intentan dar sentido a su estado dando más peso negativo a situaciones vitales que, en realidad, son neutras”.
Tristeza normal
Otro de los enfoques es el cualitativo, que parte de la base de que siempre hay una diferencia cualitativa entre tristeza normal y depresión. “Es una diferencia que se ha perdido en el reciente proceso de simplificación de la psicopatología”, ha señalado Mario Maj. “Sería difícil mantener que exista siempre una clara diferencia cualitativa entre tristeza y depresión”.

“Es posible que haya que definir un umbral para los casos de depresión que necesiten atención clínica y otro para la psicofarmacológica”

Y, por último, el tercer enfoque es el pragmático. Según éste, hay un continuo entre la tristeza y la depresión, por lo que el diagnóstico del trastorno debería estar basado en criterios pragmáticos: existe depresión cuando se llega a un determinado umbral de gravedad, duración e intensidad. “El problema del DSM-IV es que propone un umbral que es arbitrario, que no está fundamentado en bases pragmáticas razonablemente sólidas”. El DSM-IV se basa en tres umbrales: cinco síntomas depresivos o más; la presencia de los síntomas durante dos semanas como mínimo, y un claro deterioro funcional. “Pero, por ejemplo, el criterio cronológico no se ha validado en ningún estudio. Y hay datos que parecen indicar que el tercer criterio, el funcional, es redundante, ya que lo cumplen más del 90 por ciento de las personas que cumplen los dos primeros”.

De este modo, Maj ha defendido la necesidad de que la depresión se vea como una enfermedad análoga a la hipertensión o la diabetes, en las que existen un continuo de estados en la población. “Hay que investigar más y, además, es posible que haya que definir un umbral para los casos de depresión que necesiten atención clínica y otro umbral para los que necesiten atención psicofarmacológica”.

La estrecha relación entre el modo de vestir y el estado de ánimo

 

 

PSIQUIATRÍA
NOTICIAS
Enfermedades mentales/Depresión
15/mar/2012 University of Hertfordshire. 2012 Mar
FUENTE: http://www.psiquiatria.com

Un estudio señala la estrecha relación entre el modo de vestir y el estado de ánimo de las mujeres.

Resumen

La forma de vestir podría ser un síntoma de depresión, según un grupo de psicólogos ingleses de la University of Hertfordshire, en Inglaterra, que ha llegado a la conclusión de que existe una estrecha relación entre el estado de ánimo y el modo de vestir.

Los investigadores llevaron a cabo un estudio sobre un centenar de mujeres a las cuales preguntaron qué llevaban puesto cuando su humor estaba en horas bajas. La mitad respondió que pantalones vaqueros y solo un tercio de las participantes declaró optar por esta prenda cuando estaban contentas. Asimismo, el 57% de las mujeres que estaban «de bajón» aseguraron escoger una camiseta cualquiera que les tapase la cintura de sus pantalones.

Si una mujer se siente feliz tiene el 10% de probabilidades más de ponerse su traje favorito. «Nuestros estudios demuestran que nuestra ropa no influye solo a los que nos rodean sino a nosotros mismos. El poder psicológico del modo de vestirse es verdaderamente fuerte», ha comentado Karen Pine, coordinadora de la investigación.

Además, el estudio apunta a que cuando una persona está de buen humor tiene el doble de posibilidades respecto a cuando está triste de llevar accesorios como collares, pendientes o gorros y cinco veces más de probabilidades de ponerse sus zapatos favoritos.

El estudio demuestra que el «vestido de la felicidad», es decir, ese que te hace sentir bien, es un vestido que realza la figura, con telas de calidad y colores vivos.

Eso mismo que falta a los vaqueros, prenda que según los psicólogos usan las personas a las que les preocupa poco la imagen que proyectan o que están deprimidas y no están atentas a su apariencia física porque no tienen ningún deseo de hacerse notar.

Contenidos relacionados:

Noticias

El estrés crónico en la adolescencia afecta a la memoria

 

PSIQUIATRÍA
NOTICIAS
Ansiedad/estrés
FUENTE: http://www.psiquiatria.com
9/mar/2012 Neuron. 2012 Mar;73(5):962-977.

El estrés crónico en la adolescencia afecta a la memoria y puede desencadenar una enfermedad mental.

Resumen

Investigadores de la Universidad de Buffalo (UB), en Estados Unidos, han probado, a nivel molecular, que el estrés crónico tiene un efecto más potente en el cerebro durante la adolescencia, que en la edad adulta. El hallazgo ha sido publicado en la revista ‘Neuron’.

“Hemos identificado una relación causal entre las moléculas y los comportamientos que intervienen en la respuesta al estrés”, afirma la doctora Zhen Yan, profesora en el Departamento de Fisiología y Biofísica de la Escuela de Medicina y Ciencias Biomédicas de la UB. La experta añade que “es la primera vez que la pérdida de receptores de glutamato se ha relacionado causalmente con los efectos negativos del estrés crónico”.

La investigación refuerza la creencia emergente entre los neurocientíficos de que el sistema del glutamato ejerce un papel clave en la enfermedad mental y, por tanto, es fundamental para tratar mejor trastornos como la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia.

Yan y sus colaboradores se propusieron entender mejor los mecanismos moleculares del estrés, de los que poco se sabe. El equipo ya había observado, previamente, que el estrés agudo ayuda a agudizar la memoria, y ahora ha descubierto que el estrés crónico tiene el efecto opuesto.

La investigación de la UB se llevó a cabo en ratas macho a una edad que corresponde a la adolescencia en los seres humanos, un período en el que el cerebro es muy sensible al estrés -la corteza prefrontal (que controla la memoria de trabajo, la toma de decisiones y la atención) no madura totalmente hasta los 25 años de edad, en los seres humanos, sufre cambios dramáticos durante la adolescencia.

En respuesta a un estrés repetido, los investigadores observaron que se producía una pérdida de expresión del receptor de glutamato, y de la función en la corteza prefrontal. Esta pérdida produjo un deterioro significativo en la capacidad de los animales de recordar y reconocer los objetos que habían visto con anterioridad. “Debido a que la disfunción en la corteza prefrontal está implicada en el estrés relacionado con la enfermedad mental, esta investigación ayudará a desentrañar cómo y por qué se producen las enfermedades mentales, y cómo tratarlas”, afirma Yan.

En el mismo documento, los investigadores explican que, mediante el bloqueo de las enzimas que activan la pérdida de la expresión del receptor de glutamato, fueron capaces de prevenir el deterioro cognitivo inducido por la exposición al estrés repetido. Como resultado, los investigadores de la UB han descubierto que puede haber una forma de evitar los efectos perjudiciales del estrés crónico.

“Si, sobre la base de esta nueva investigación, podemos empezar a centrarnos en el sistema del glutamato de una manera más específica y eficaz, podríamos ser capaces de desarrollar mejores medicamentos para tratar la enfermedad mental grave”, afirma Yan.

Contenidos relacionados:

Noticias

Te amo,con todo mi cerebro

 

 

 

PSIQUIATRÍA
NOTICIAS
Neuropsiquiatría

13/feb/2012 Sociedad Española de Neurología. 2012 Feb

Te amo, con todo mi cerebro.

• Hasta 12 áreas del cerebro parecen estar involucradas en el sentimiento del amor

• El sentimiento amoroso provoca alteraciones neuronales en áreas del cerebro relacionadas con la percepción

• El cerebro de los hombres y el de las mujeres no se comporta de igual forma ante el amor

• El amor y el odio estimulan algunas de las mismas regiones cerebrales

En la última década, y gracias al avance de las técnicas de neuroimagen, se han llevado a cabo diversos trabajos que han descubierto las bases neurológicas del amor. En el Día de San Valentín, la Sociedad Española de Neurología (SEN) quiere recordar la implicación de los procesos neuronales que se producen en nuestro cerebro en este sentimiento tan característico del ser humano: Es nuestro cerebro el que se enamora.

Es principalmente gracias a los avances que se han producido en las técnicas de neuroimagen lo que ha permitido determinar gran parte de los circuitos cerebrales, las estructuras neuronales y los neurotrasmisores que hacen que nos enamoremos. En la última década, se ha publicado un importante número de estudios que han puesto al descubierto el papel que juegan varias partes de nuestro cerebro (el hipotálamo, la corteza prefrontal, la amígdala, el núcleo accumbens, el área tegmental frontal, etc.) en el amor. Estas investigaciones también apuntan a que tanto el amor como la fidelidad poseen una clara base neurológica, donde neurotransmisores como la adrenalina, la dopamina, la serotonina, la oxitocina, vasopresina, etc. son elementos fundamentales para comprender por qué nos enamoramos.

“Algunos de los trabajos más recientes han sido realizados por la Dra. Stephanie Ortigue quien estimó que hasta 12 áreas de cerebro humano están involucradas en el sentimiento del amor”, explica el Dr. Jesús Porta-Etessam, Director del Área de Cultura de la SEN. La Dra. Stephanie Ortigue fue incluso un poco más allá al considerar que sólo tardamos medio segundo en enamorarnos -puesto que es el tiempo que tarda nuestro cerebro en liberar las moléculas neurotrasmisoras que generan las distintas respuestas emocionales- o que el sentimiento amoroso provoca alteraciones neuronales en áreas del cerebro relacionadas con la percepción, lo que puede explicar el hecho de que las personas enamoradas encuentren a su pareja mucho más especial que el resto.

Gracias también a la utilización de técnicas de neuroimagen, la Dra. Helen Fisher determinó que la actividad neuronal es distinta según se trate de amor, apego a la pareja o deseo sexual, por lo que nuestro cerebro no se activa de igual manera en las relaciones duraderas que en las etapas iniciales de enamoramiento. Y, también, que el cerebro de los hombres y el de las mujeres experimentan el amor de forma distinta. “Mientras que los hombres, cuando se enamoran, parecen tener una mayor actividad en la región cerebral asociada a los estímulos visuales, en las mujeres se activan más las áreas asociadas a la memoria”, señala el Dr. Jesús Porta-Etessam.

Pero es probablemente al Dr. Semir Zeki -quien recientemente estuvo por primera vez en España invitado por la SEN como ponente en los Cursos del Escorial- al que podemos considerar pionero en el estudio neurológico del amor. “Una de sus múltiples investigaciones al respecto, muestra que tanto el amor como el odio estimulan algunas de las mismas regiones cerebrales. Pero mientras el amor parece inhibir parte de las zonas donde se procesan las ideas racionales, el odio las hiperactiva”, comenta el Dr. Jesús Porta-Etessam.

“Las técnicas de neuroimagen han permitido acercarnos al conocimiento de muchas de las conductas que caracterizan a los seres vivos. Estas investigaciones y otras muchas, han sido posibles gracias al estudio de la actividad de las distintas zonas cerebrales, lo que ha permitido comprobar que el funcionamiento de la mente no sólo se limita a los procesos cognitivos. Además, gracias a la neuroimagen, hemos podido avanzar en el estudio de los múltiples problemas generados por las patologías neurológicas como ictus, demencias o parkisionismos”, concluye el Dr. Jesús Porta-Etessam.

El proceso atencional y los padres en la creación de un entorno intelectual.

 

 

PSIQUIATRÍA

OTROS ARTÍCULOS/Psicología educativa y del desarrollo.
FUENTE: http://www.psiquiatria.com

 

3/feb/2012 INTERPSIQUIS. 2012; (2012)

Análisis del proceso atencional.

Autor-es: María Jesús Cardoso Moreno.. Universidad de Zaragoza

Resumen

Introducción: La atención es un proceso fundamental para el aprendizaje y el desarrollo ya que está involucrada en la mayoría de los procesos cognitivos (Gomes y cols, 2000 ). El objetivo principal del presente trabajo de investigación es el estudio de los mecanismos psicofisiológicos implicados en la atención.

Método: La muestra se compone de 24 sujetos de edades comprendidas entre 18 y 24 años. Utilizamos un paradigma oddball clásico de atención visuo-espacial. Se les pedía que mantuvieran su visión en un punto de fijación localizado en el centro de la pantalla. La duración de los estímulos era de 300 ms y eran presentados a un lado u otro del meridiano horizontal de la pantalla con igual probabilidad y aleatoriamente. El sujeto sólo debía responder a los objetivos que aparecieran por el lado atendido y no a los estándares. La señal electroencefalográfica (EEG) del sujeto se registró mediante los electrodos: F3, F4, C3, C4, P3, P4, T5, T6, O1 y O2.

Resultados: Los componentes de los Potenciales Evocados se analizaron mediante t-Student. Los resultados indicaron una mayor amplitud en la condición atendida frente a la no atendida para el componente P3 en los electrodos posteriores.

Conclusión: Consideramos que conocer el funcionamiento de los procesos atencionales nos proporcionará mayor información para poder establecer programas de intervención en aquellos alumnos con dificultades en el aprendizaje en los que la atención estén alterados.

NOTICIAS

Psicología/Psicología educativa y del desarrollo.
UN NUEVO ESTUDIO CONFIRMA EL PAPEL QUE DESEMPEÑAN LOS PADRES EN LA
CREACIÓN DE UN ENTORNO INTELECTUAL ESTIMULANTE EN LOS ADOLESCENTES

Resumen

Un estudio con más de 2.000 menores de Granada, Madrid, Murcia, Santander y Zaragoza, desarrollado por investigadores españoles evidencia que vivir en un entorno intelectual estimulante puede hacer mucho por las habilidades verbales, matemáticas y el razonamiento de los chicos y chicas adolescentes.

Publicado en el último número de ‘Psicothema’, el ensayo fue llevado a cabo con el fin de “explorar la relación entre la educación de los padres y su profesión, el tipo de colegio y las habilidades cognitivas de los participantes del estudio AVENA (Alimentación y Valoración del Estado Nutricional de los Adolescentes Españoles)”.

Un total de 2.162 adolescentes de entre 13 y 18 años han participado en la investigación. A todos ellos se les realizaron pruebas de inteligencia que evaluaron sus habilidades verbales, numéricas y de razonamiento. Asimismo se analizó el nivel educativo y profesional de los padres. En este último apartado se examinaron tres categorías (directivo, trabajador cualificado o no, en paro o ama de casa) que se clasificaron como alta, media y baja. Se tuvo en cuenta, también, si la formación de los alumnos se llevaba a cabo en colegios públicos o privados.

Los datos revelan que la probabilidad de que los adolescentes tuvieran un alto rendimiento cognitivo y sus padres tuvieran un nivel educativo alto fue de entre 1,6 a 1,7 veces superior al de aquéllos con progenitores con bajo nivel formativo. Del mismo modo, las posibilidades fueron de 1,8 a 2,4 veces mayores para los adolescentes con padres de nivel profesional elevado”.

“Las habilidades cognitivas o la inteligencia en la adolescencia predicen de forma importante la salud física y psicológica de un menor en un futuro… Además, los logros académicos se relacionan con variables positivas desde el punto de vista psicológico, como tener una mejor autoestima. Sin embargo, gozar de un menor intelecto en la infancia está asociado con problemas de ansiedad en la edad adulta”, documenta Ruth Castillo, de la Facultad de Psicología de la Universidad de Málaga, autora principal de la investigación.