Enseñanza y aprendizaje más rápidos y eficaces en autismo

 

ÁREA CIENTÍFICA
PSIQUIATRÍA
Portada >

 

 

ANÁLISIS DE LA CONDUCTA EN LAS ESCUELAS
ENSEÑANZA Y APRENDIZAJE MÁS RÁPIDOS Y EFICACES EN AUTISMO


El método Cabas, que se ocupa de fórma integral de dotar de conductas sociales y aprendizaje al niño con autismo, es obra de Douglas Greer, que ha visitado el centro Al-Mudarïs de Córdoba, una de las pocas escuelas en las que se aplica en España.
Juana Jiménez. Córdoba   |  18/04/2012 00:00
Douglas Greer,diseñador del método Cabas,en el centro Al-Mudaris en Córdoba

El Centro Al-Mudarïs de Córdoba aplica los principios del aprendizaje de manera integral para enseñar a los niños que muestran un grave retraso del desarrollo verbal, ocupándose de la enseñanza del lenguaje y la interacción social. El año pasado recibió la primera certificación de calidad de Andalucía como centro de Atención Infantil Temprana, entre otros motivos, por aplicar una metodología muy sistemática de intervención basada en el Análisis de la Conducta Aplicada.

Douglas Greer, catedrático de la Universidad de Columbia, diseñó este método denominado Cabas (Comprehensive Application of Behaviour Analysis to Schooling), o lo que es lo mismo, una aplicación comprehensiva del análisis de la conducta a la enseñanza en las escuelas. En su visita al centro Greer explicó que “se ha demostrado que con este sistema se puede enseñar a los niños entre cuatro y siete veces más rápido gracias los profesores”. El diseñador del método Cabas ha hecho hincapié en el papel de los maestros y de sus enseñanzas, por lo que considera que “es necesario que desde la universidad haya programas dirigidos a los profesores para que sepan cómo enseñar la ciencia del desarrollo del comportamiento verbal, que forma parte del aprendizaje”.

El sistema Cabas, que no está muy extendido en España, tiene unos resultados muy positivos en niños con diagnóstico de autismo o con algún trastorno generalizado del desarrollo. Estos pacientes suelen presentar ausencia total o mínima de desarrollo del lenguaje y baja susceptibilidad a la interacción social. Además presentan conductas inadecuadas autoestimuladas o autolesivas. Sobre esto Greer afirma que se les pueden enseñar habilidades que antes no podían aprender; así se aplicaría la conducta autoestimulada como el resultado de no tener condicionados determinados patrones como mirar al rostro de las personas y atender a las voces, entre otras. “La manera de enseñarles es condicionar muchas actitudes como reforzadoras y positivas, que les gusten”, puesto que todo el mundo tiene conductas autoestimuladas aunque socialmente adecuadas.

  • Un juego adecuado estimula y crea un ambiente de refuerzo en el que se utiliza la imaginación y se desarrollan nuevas habilidades verbales
Aprender jugando
Greer reconoce la importancia de enseñar a los niños a jugar para que el juego adecuado les sea incompatible con el comportamiento autoestimulado. Además cuando el niño va desarrollando más habilidades verbales con el juego va mostrando componentes de la imaginación, que es uno de los principios del pensamiento, y es un proceso que se puede observar cuando el niño representa a los juguetes hablando como si fueran ellos. En ese momento el niño está imaginando, de manera que el juego estimula y crea un ambiente reforzador para que el niño desarrolle habilidades verbales. “Así, la utilización del juego como refuerzo y del ambiente como comunidad social y verbal es lo que mantiene el comportamiento de los adultos y de cualquier niño por las propias consecuencias derivadas de ver, decir y hacer”.
Por tanto, el trabajo se dirige a enseñar a los niños a desarrollar capacidades para la vida en sociedad, que hasta el momento estaban ausentes en su comportamientos. Greer pone como ejemplo el proceso de aprender un idioma, ya que al interacturar con personas que hablan otros idiomas uno no se enfrenta sólo con un nuevo lenguaje sino con un nuevo universo social y cultural al que adaptarse para que el aprendizaje sea completo e interiorizado.

Greer también se refiere al entorno, subrayando que en el caso de los niños con algún trastorno generalizado del desarrollo se procura que “respondan en presencia del ambiente socio-verbal porque al enseñar pretendemos que los niños adquieran más habilidades para que se comporten dependiendo de lo que ocurre a su alrededor”.

Por ello hace referencia a la selección natural para destacar que el comportamiento es igual de selectivo, de manera que tenemos que adaptarnos y esa adaptación “se produce cuando el ambiente influye en nosotros, en las respuestas que tenemos para sobrevivir, en un mundo que tiene cada vez más lenguaje. De hecho, el ambiente es lenguaje, al igual que las interacciones sociales, porque lo social también es lenguaje. No sólo vivimos en un entorno en términos físicos sino también en su aspecto social, y para ser sociales hay que ser verbales”.

EL MÉTODO CABAS, POCO COMÚN EN ESPAÑA
El sistema Cabas es un método donde hay muchos niveles de supervisión y donde se garantiza que los profesores tengan los conocimientos necesarios para poder utilizar el análisis aplicado de la conducta y conseguir beneficios en el aprendizaje de los niños con independencia del trastorno del desarrollo que padezcan. En el método todo se puede medir y no sólo al final del proceso sino día a día, lo cual permite ir haciendo también cambios en el abordaje cuando sean necesarios. Greer es un experto en la ciencia de cómo se desarrolla el comportamiento verbal, que es importante en los niños con diagnóstico de autismo, pero él también se refiere a la eficacia que tiene este sistema en la enseñanza de niños para los cuales el idioma del país donde viven no es su primera lengua (como es el caso de los emigrantes) o para niños que están en una situación socioculturalmente poco desarrollados.
Anuncios

Opiniones y creencias sobre las enfermedades mentales graves

 

 

PSIQUIATRÍA
ARTÍCULO ORIGINAL
enfermedades mentales / Psiq. General y otras áreas

17/abr/2012 Revista de Psiquiatría y Salud Mental. 2012;5(2):98-106.
OPINIONES Y CREENCIAS SOBRE LAS ENFERMEDADES MENTALES GRAVES (ESQUIZOFRENIA Y TRASTORNO BIPOLAR) EN LA SOCIEDAD ESPAÑOLA.

(Opinions and beliefs of the Spanish population on serious mental illnesses (schizophrenia and bipolar disorder).)

Autor-es: Ruiz, Miguel Ángel; Montes, José Manuel; Correas Lauffer, Javier…(et.al)

Resumen

Introducción. Conocer las opiniones, creencias y preocupaciones de la población general sobre dos enfermedades mentales graves: esquizofrenia y trastorno bipolar.

Material y métodos. Se construyó un cuestionario ad-hoc para encuesta. Un panel de siete expertos extrajo los contenidos. También participaron: ASAENES, ABBA, FEAFES-ANDALUCIA, AMAFE, FEMASAM y AFAEM-5. El cuestionario contenía 12 preguntas sobre: conocimiento de las patologías, dificultades diagnósticas, síntomas, desencadenantes, interferencia, tratamientos y efectividad, creencias y preocupaciones. Administrado: IV Campaña de Concienciación Social sobre la Enfermedad Mental Grave (Madrid y Sevilla, septiembre – octubre 2009).

Resultados. Se recogieron 5.473 encuestas, 55,8% en Sevilla. El 66,2% de la muestra eran mujeres y la edad media 35 años (DE=14,5). El 82% conocía ambas enfermedades, pero el 51% no conocía ningún síntoma de la esquizofrenia. Otras opiniones destacables: son difíciles de diagnosticar (59%), no se diagnostican por rechazo social (27%), interfieren bastante en la vida cotidiana (49%) o impiden la vida normal (42%), los tratamientos eficaces son psicológicos (82%) y farmacológicos (72%). Las creencias refieren: rechazo social, sobrecarga familiar y sufrimiento del paciente. Las preocupaciones refieren: peligrosidad, rechazo social, falta de información y escasez de recursos.

Conclusiones. Existe desconocimiento sobre la sintomatología. La mayoría desconoce síntomas específicos y resalta los negativos. Se atribuye mayor eficacia al tratamiento conjunto psicológico-farmacológico. Preocupan la estigmatización y la sobrecarga familiar y personal.

Para acceder al texto completo consulte las características de suscripción de la fuente original:www.elsevier.es/es/revistas/revista-psiquiatria-salud-mental

 

Abstract

Introduction. To find out the opinions, beliefs and concerns of the Spanish population on serious mental diseases: schizophrenia and bipolar disorder.

Material and methods. An ad-hoc questionnaire was constructed for the survey. A panel of seven experts extracted the contents. The Societies that involved were: ASAENES, ABBA, FEAFES-ANDALUCÍA, AMAFE, and AFAEM-5 advocacy societies were also involved. The questionnaire contained 12 questions about: knowledge of the diseases, diagnostic difficulties, symptoms, triggering factors, interference, treatments and effectiveness, beliefs and concerns. The questionnaire was administered during the IV Campaign of Social Awareness about Serious Mental Illness (Madrid and Seville, September-October 2009).

Results. A total of 5,473 questionnaires were collected, 55.8% in Seville. The majority (66.2%) of the sample were women, and the mean age was 35 years (SD=14.5). Both illnesses were known by 82% of the population, but 51% did not known any symptom of schizophrenia. Other notable opinions were; they are difficult to diagnose (59%), they were not diagnosed due to social rejection (27%), interfered quite a lot with daily life (49%) or prevented a normal life (42%), the effective treatments are psychological (72%). Beliefs were: social rejection, family burden, and patient suffering. Concerns included: dangerousness, social rejection, lack of information, and scarcity of resources.

Conclusions. There is a lack of knowledge of the symptoms. The majority do not know about specific symptoms and highlight the negative ones. Combined pharmacological-psychological treatment is believed to be most effective. Social stigma and family and personal burden are concerns.

Entrevista a Suzanne Bennett,Presidenta de la APA

 

 

 






Suzanne Bennett Johnson (presidenta de la American Psychological Association – APA) visitará España durante los días 26, 27 y 28 de abril  con motivo de la celebración del V Congreso Internacional de Psicología Clínica organizado por la Asociación Española de Psicología Clínica (AEPC). Aprovechando la visita de esta personalidad, Gualberto Buela-Casal, como presidente del Comité Organizador del Congreso y presidente de la AEPC, le ha realizado la entrevista que reproducimos a continuación.

ENTREVISTA

 

En primer lugar y en nombre de la Asociación Española de Psicología Conductual deseo agradecerle su participación en el V Congreso Internacional de Psicología Clínica que se celebrará del 26-28 de abril en el incomparable marco del Palacio de la Magdalena de Santander. Es un honor para esta asociación y para los psicólogos españoles contar con la presencia de la presidenta de la APA en España, en este congreso que cuenta ya con cerca de mil participantes de 15 países y que presentarán más de 700 trabajos.
Es un gran honor participar en este importante congreso.
Desde su creación, la APA es considerada la asociación científico/profesional de psicología más importante a nivel mundial, y ello no sólo por el número de afiliados sino también por las importantes contribuciones que ha hecho al desarrollo de la psicología a lo largo de la historia. Usted es la actual presidenta desde el mes de enero, ¿cuáles son sus principales objetivos para su mandato?

 

La APA tiene un plan estratégico, con tres metas: 1) Maximizar la eficacia organizacional; 2) Expandir el papel de la psicología en el desarrollo de la salud; 3) aumentar el reconocimiento de la psicología como ciencia. Como presidenta de la APA, estoy comprometida con este plan estratégico y elegí mis aspiraciones presidenciales con estas metas estratégicas en mente. Atraer a la próxima generación a la psicología y a la APA es mi primera iniciativa presidencial, y está directamente relacionada con la meta de la APA de maximizar la eficacia organizacional. La ciencia y práctica interdisciplinar es mi segunda iniciativa, y está directamente relacionada con la segunda y tercera metas estratégicas de la APA – expandir el papel de la psicología en el avance de la salud y aumentar el reconocimiento de la psicología como ciencia. La obesidad es mi tercera iniciativa presidencial, y esto también está relacionado con la segunda y tercera estrategia de la APA. Puedes leer más sobre mis iniciativas presidenciales en la webhttp://www.apa.org/about/governance/president/index.aspx

 



Recientemente se ha publicado en la revista International Journal of Clinical and Health Psychology un estudio sobre el índice h (un indicador de la producción científica en artículos y citas) de los presidentes de la APA desde su fundación hasta el 2010. En este artículo se pone de manifiesto que la APA ha tenido épocas en las que la presidencia era ejercida por psicólogos con orientación más profesional y en otras por psicólogos con un perfil más investigador. Usted, sin duda es de estos últimos, pues sus investigaciones han tenido como resultados más de cien artículos en revistas científicas y varios libros, por ello le pregunto si cree que actualmente y en un futuro próximo tendrá un perfil más académico o es algo que no se valora actualmente cuando se votan las opciones de los distintos candidatos.
Tanto la ciencia como la práctica son importantes para la APA y sus miembros. De hecho, la mayoría de psicólogos clínicos en los Estados Unidos también han sido bien formados en la ciencia psicológica. Por su puesto, muchos presidentes de la APA no son clínicos y únicamente realizan investigación. Sin embargo, muchos (como Alan Kazdin) son científicos-profesionales. Los científicos-profesionales ven pacientes y realizan investigaciones sobre la mejor forma de ayudar a esos pacientes. Yo soy una científica-profesional que ha dedicado su carrera a la aplicación de los principios psicológicos para el cuidado de los pacientes que tienen diabetes o otros serios problemas de salud. Así que puedo parecer de primeras una investigadora, pero, de hecho, soy las dos cosas: investigadora y profesional. Aunque los psicólogos que se dedican únicamente a la investigación o a la práctica clínica son aptos para la presidencia de la APA, pienso que existe una ventaja en ser científico y profesional, ya que esta experiencia y destrezas simpatizan con toda la membresía de la APA.
El Colegio de Psicólogos de España es, en cuanto a número de miembros, la segunda asociación más importante de psicólogos, después de la APA, actualmente cuenta con más de 55.000 afiliados ¿no cree que debería haber más vinculaciones entre estas dos sociedades de psicólogos? ¿es algo que tenga previsto durante su mandato?
Me genera mucho entusiasmo el aumentar las colaboraciones entre nuestras dos organizaciones y definitivamente me gustaría perseguir este objetivo como parte de mi presidencia de la APA.
En los últimos años en España hemos tenido una importante discusión acerca de si la psicología es o no una profesión sanitaria. Anteriormente la psicología se consideraba oficialmente en este país como una disciplina del ámbito de las ciencias sociales, lo cual tenía importantes consecuencias en el contexto profesional. Hace unos años, desde la perspectiva académica se considera una ciencia de la salud en la formación universitaria y desde el pasado año en el contexto profesional se considera por Ley una profesión sanitaria. Usted como experta en Psicología de la Salud ¿qué opinión tiene sobre esto?
Ya que la psicología es el estudio de la conducta humana, es una ciencia que debería tener un impacto mayor. Según mi punto de vista, la práctica de la psicología no debería limitarse a problemas de salud mental. La ciencia psicológica es relevante a la promoción de la salud, prevención de la enfermedad, y manejo de la enfermedad cuando ésta ocurre. Restringir los servicios psicológicos a la “salud mental” sólo promueve el dualismo mente-cuerpo y limita injustamente la aplicación de la ciencia psicológica a la salud y bienestar de todos los pacientes.
En este congreso hay una mesa redonda titulada “¿Los psicólogos deberían recetar psicofármacos?”, sabemos que ya en algunos estados de USA esto es una realidad, pero ¿cuál es su opinión sobre esto?
Existen 2 Estados (de los 50 en USA) que permiten a los psicólogos recetar fármacos, y esta facultad está limitada a fármacos psicotrópicos. Éste es un asunto controvertido tanto dentro de la comunidad psicológica como la comunidad sanitaria más general; la mayoría de médicos estadounidenses se oponen a darles a los psicólogos la facultad para recetar. La mayoría de los psicólogos se oponen por principios o por no empeorar su relación con sus colegas médicos. Mi propia opinión es que los psicólogos son muy inteligentes y podrían ser entrenados para recetar medicación psicotrópica de una forma segura y eficaz. Sin embargo, esto requiere formación adicional- con sus costes inherentes en tiempo y dinero- que la mayoría de psicólogos estadounidenses no tienen interés por seguir. Para aquellos que quieran seguir este tipo de formación, existen otras vías (profesional de enfermería, asistente de médico) que podrían permitir a los psicólogos ser entrenados para recetar todo tipo de fármacos –y no únicamente los psicotrópicos- en el mismo período de tiempo y sin oposición de la comunidad médica. Seguramente podrían existir países o jurisdicciones alrededor del mundo donde no haya oposición a la formación de psicólogos para recetar fármacos. De hecho, algunos lugares pueden hasta darle la bienvenida a la propuesta. En ese contexto político, tiene sentido apostar por la formación de psicólogos clínicos para la receta de fármacos psicotrópicos como parte de sus herramientas de tratamiento. En aquellos lugares donde la comunidad sanitaria se oponga a este aumento de competencias por parte del psicólogo, la comunidad psicológica necesitará decidir si quiere gastar sus recursos en este asunto.
Otro tema de máxima actualidad es el estado actual del DSM-5 y del CIE-11, tema sobre el que tratan dos conferencias en el congreso. En el ámbito de las clasificaciones diagnósticas de los trastornos psicopatológicos tradicionalmente la APA se ha inclinado por recomendar el uso del DSM, de hecho es el más utilizado por la mayoría de los psicólogos clínicos españoles, sin embargo, actualmente parece que la postura de la APA es más partidaria del uso del CIE, ¿podría comentarnos a qué se debe este cambio en el caso de que realmente sea así?
Como sabrás, el DSM es el producto de la APA psiquiátrica. Aunque muchos de los psicólogos estadounidenses han participando en el desarrollo de algunos aspectos del DSM o de su revisión, la APA psicológica no tiene relación formal con el desarrollo o revisión del DSM. Sin embargo, los programas estadounidenses de formación clínica utilizan el DSM en sus currículos de formación y este precedente histórico ha continuado hasta hoy. Dado que la psiquiatría americana ha sido influyente en el desarrollo del CIE, históricamente había poca diferencia entre el DSM y el CIE. Como resultado, muchos psicólogos estadounidenses no conocían bien el CIE y fueron entrenados con el DSM. Esto está cambiando, por varios motivos. Primero, la expansión de la práctica de la psicología en el contexto más amplio de salud ha resultado en que los psicólogos que trabajan en una clínica se han familiarizado con el CIE- que es usado por el resto de la comunidad médica en Estados Unidos y en el resto del mundo. Segundo, el CIE-11 ha permitido una participación psicológica total en esta revisión. A través de la Unión Internacional de la Ciencia Psicológica, la APA ha sido capaz de apoyar a un psicólogo –Dr. Geoffrey Reed– en su rol de líder para el desarrollo del CIE-11. Como consecuencia, el CIE-11 no será una modificación del DSM-V. Tercero, el gobierno estadounidense ha estipulado que todos los proveedores, incluidos los psicólogos, deben usar el CIE para fines de facturación en los próximos años- aunque se están haciendo esfuerzos por parte de algunos grupos dentro de Estados Unidos para retrasar la fecha exacta de la entrada en vigor de este requisito. Por estas razones, la APA ve esto como una oportunidad ideal para ofrecer formación a psicólogos clínicos en el uso del CIE. El CIE tiene además ventajas adicionales, incluido su desarrollo por parte de la Organización Mundial de la Salud y su distribución gratuita. Por el contrario, el DSM es desarrollado por una única organización de un único país- la APA psiquiátrica- con ánimo de lucro. Personalmente, estoy fuertemente a favor de cambiar nuestra formación y práctica al CIE. Estoy encantada de ver que el Dr. Reed estará en el congreso para discutir este asunto contigo en detalle.

 



Un tema de especial importancia es la formación de doctores en Psicología, en España, a diferencia de las mejores universidades de USA existe la costumbre de ofertar muchas plazas para doctorandos, existen facultades de psicología que pueden ofertar más de cien plazas cada año, algo que más de uno consideramos que es un error para ofertar una buena formación doctoral, ¿cuál es su opinión en este tema?

 

Una controversia similar ocurre en Estados Unidos con el desarrollo autónomo de los programas PsyD (Doctor en Psicología), que admiten a muchos estudiantes. Un gran número de estudiantes no es necesariamente un problema en sí. Por ejemplo, muchos de los programas que forman a médicos en los Estados Unidos admiten a más de 100 estudiantes cada año. El problema es si un programa tiene los recursos para formar bien a todos esos estudiantes. La educación médica estadounidense es muy cara porque son necesarios muchos recursos para ofrecer la formación necesaria. Además, los estudiantes deben pasar una serie de difíciles exámenes antes de ser autorizados para la práctica profesional. En la psicología estadounidense, hemos intentado solucionar este problema a través del proceso de acreditación. Los programas deben tener ciertos estándares –incluyendo suficientes recursos- para ser acreditados. Según mi opinión, los estudiantes deben matricularse en programas acreditados, asegurándose algunos estándares básicos en su formación. Debo destacar que estos extensos programas PsyD únicamente entrenan a psicólogos clínicos. En los Estados Unidos, los programas PhD en otras áreas de la psicología (por ejemplo, experimental, cognitiva, social) son muy pequeños y sólo admiten a unos cuantos estudiantes cada año.

Otra diferencia importante entre USA y España es que mientras en su país es muy frecuente la movilidad del profesorado, usted por ejemplo se ha formado y/o trabajado en varias universidades (Cornell University, State University of New York, University of Florida, and Robert Wood Johnson Health Policy Fellow …) en España la movilidad es muy reducida, incluso hay profesores que nacieron en una ciudad, estudiaron primaria, secundaria y la formación universitaria en la misma ciudad, luego se doctoraron y fueron profesores en esa misma universidad de la ciudad en la que nacieron hasta el día que se jubilaron, es lo que podríamos llamar “profesores con raíces”. Por el contrario, en las mejores universidades de USA se potencia mucho la movilidad, y ello hasta tal punto que se tiende a contratar a profesores formados en otras universidades antes que los formados en la propia universidad. ¿Qué ventajas cree que tiene la movilidad del profesorado?
Creo que tienes razón sobre la preferencia de los Estados Unidos por miembros de la facultad que han sido formados en una institución diferente que la contratante. Esta preferencia surge de, al menos, tres fuentes. Primero, existe una preferencia cultural de que un estudiante vaya a la mejor universidad para la que haya sido admitido. Aunque la localización juega un papel importante en la elección de universidad, el prestigio es muy importante. Así, es muy común que los mejores estudiantes vayan a universidades fuera de su región. Los mejores estudiantes están acostumbrados a mudarse y vivir lejos de su hogar durante su formación en grado y postgrado. Segundo, las universidades tienen una política de contratación transparente y abierta, y contratar al mejor solicitante es la meta. Por su puesto, existen excepciones, pero culturalmente se acepta como mejor método de contratación. Tercero, existe una creencia general de que las nuevas ideas y corrientes son buenas para una facultad y para un programa de formación. Existe cierta preocupación a la hora de contratar personal que fue formado en la misma universidad, ya que podría crear una facultad de personas muy similares, quienes –como facultad- no serán tan creativos como una facultad formada por individuos formados en otras instituciones.
Usted es una especialista en Psicología de la Salud en la infancia, de hecho ha publicado un importante manual sobre el tema, además de múltiples artículos. En concreto uno de los temas que más ha investigado es la obesidad infantil, tema sobre el que impartirá la conferencia de apertura en este congreso. Actualmente en España tenemos un problema importante con la obesidad infantil, somos uno de los países de la Unión Europea con más niños obesos, y ello a pesar de vivir en un país donde hay una tradición de la “dieta mediterránea” considerada como ejemplo de dieta saludable. ¿Cuál es su opinión sobre la obesidad infantil actual, es un problema de hábitos saludables: falta de ejercicio físico, alimentación hipercalórica,…? ¿Cuál es su opinión sobre el uso o abuso de ordenadores, videoconsolas, televisión, etc. por parte de los niños, no cree que incrementa el sedentarismo y por tanto es un factor que potencia la obesidad?
La epidemia de la obesidad que tiene lugar en los Estados Unidos no es un producto de la genética o la biología. Es, de hecho, un producto de un contexto socio-cultural cambiante que ha afectado de forma masiva a la conducta humana. Estos cambios implican muchos aspectos de nuestra cultura e incluyen tanto reducción de la actividad como cambios en lo que comemos y en la cantidad que comemos. Los estilos de vida sedentarios son muy frecuentes. Cada vez estamos más entretenidos por oportunidades que no exigen actividad (por ejemplo, películas que pueden ser cargadas en nuestra TV o iPad, home-cinemas, videojuegos, mandar mensajes a amigos, tiempo infinito en internet). Vivimos en los alrededores y debemos conducir a todos los sitios. La mayoría de nuestras madres trabajan y se les pide a los niños que vengan del colegio y se queden en casa por seguridad (a estos niños los llamamos “niños pestillo”). Los esfuerzos por integrar nuestras escuelas nos llevaron a largos paseos en autobús en vez de cortos paseos o desplazamientos en bicicleta a la escuela local. Los exámenes de alto impacto/clasificatorios en nuestras escuelas ha resultado en cada vez más tiempo gastado en la enseñanza y menos en la actividad física, en un esfuerzo por lograr buenos resultados académicos. El hecho de que ambos padres trabajen ha hecho que haya menos comidas en casa y más fuera. La industria de la comida rápida se ha hecho muy popular y ha atraído a clientes por sus bajos precios y grandes cantidades (por ejemplo, puedes doblar el tamaño de una bebida por sólo 25 centavos). La industria alimentaria a menudo toma a los niños como objetivo comercial a través de la TV, así que éstos reclaman a sus padres productos con muchas calorías y poco valor nutricional. Muchos se han referido a esto como un “ambiente obesogénico”. Por desgracia, este ambiente obesogénico está siendo copiado alrededor del mundo.
Por último, siendo usted una destacada investigadora en el ámbito de la Psicología de la Salud y también la Presidenta de la APA, sin duda, recibirá muchas invitaciones para participar en congresos internacionales, por ello, le pregunto ¿cual fue la razón para aceptar nuestra invitación?
Existen varias razones por las que acepté felizmente su invitación. En diciembre, justo antes de convertirme en presidenta de la APA, tuve la oportunidad de pasar algo de tiempo en una reunión de la Asociación Mexicana de Psicología (AMP). La APA y la AMP han desarrollado un “Memorando de Entendimiento” y fue muy emocionante discutir formas en las que ambas organizaciones pudieran colaborar exitosamente. Tengo un compromiso fuerte en el desarrollo de colaboraciones con otras asociaciones psicológicas alrededor del mundo y espero que podamos desarrollar importantes colaboraciones entre la APA y la AEPC. Segundo, tengo un compromiso con el desarrollo del papel de la psicología más allá de la salud mental, hacia el contexto más general de la salud y de la investigación en salud. Esta es la dirección en la que nos movemos en los Estados Unidos y creo que es una dirección importante para todos los psicólogos del mundo; tengo ganas de discutir este cambio de perspectiva contigo. Tercero, me apasiona la epidemia de la obesidad. Mi área particular de especialización es la diabetes infantil y cuando veo a niños con diabetes tipo 2 –una enfermedad de adultos con sobrepeso- siento que debo hacer algo sobre este hecho lamentable. La obesidad es una epidemia en los Estados Unidos y es probable que cause la bancarrota de nuestro sistema sanitario a menos que podamos hacer algo. El aumento de la conciencia de los psicólogos en relación a esta problemática y el aumento de su papel potencial en tratar la obesidad puede prevenir que ésta se convierta en una epidemia en tu propio país.
Le agradezco una vez más su participación en este congreso y si desea añadir cualquier comentario puede hacerlo, y en cualquier caso nos vemos en Santander.

Estoy deseando visitaros y asistir a la convención. Estoy segura de que será una experiencia maravillosa de aprendizaje para mí, y espero que podamos desarrollar planes para colaboraciones entre nuestras dos organizaciones que duren por mucho tiempo.

 

Artículos Relacionados

BERLIN – 14 de Mayo de 1945 (HD)

Die Wehrmacht – Wir Waren Soldaten

Ciertos antidepresivos no empeoran la motricidad en EP

Actriz Helen Mirren confiesa que padece Parkinson

 

 

PSIQUIATRÍA
Portada >

 

Universidad de Rochester en Nueva York

ANALIZAN LA PAROXETINA Y LA VENLAFAXINA
Ciertos antidepresivos no empeoran la motricidad en EP
Un trabajo de investigación, que se publica hoy en la edición digital de Neurology y ha sido llevado a cabo por científicos del Centro Médico de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, ha mostrado que la paroxetina, antidepresivo inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, y venlafaxina de liberación extendida, inhibidor de recaptación de la norepinefrina y de la serotonina, no empeoran los problemas motores en enfermos de Parkinson con depresión.
Redacción   |  12/04/2012 00:00
Casi la mitad de los pacientes con Parkinson sufren depresión. Determinados antidepresivos parecen reducir la enfermedad psiquiátrica en las personas con Parkinson sin empeorar los problemas motores, según un estudio que se publica hoy en la edición electrónica de Neurology.
“Estos resultados son emocionantes, ya que la depresión en esta patología neurológica es común pero no estamos seguros de cuál es la mejor manera de tratarla. Los antidepresivos clásicos son eficaces pero tienen muchos efectos secundarios. Por el contrario, otros antidepresivos presentan men0s efectos adversos aunque no sabíamos si serían eficaces en los pacientes con Parkinson”, ha afirmado la autora de la investigación, Irene H. Richard, del Centro Médico de la Universidad de Rochester, en Nueva York, y miembro de la Academia Americana de Neurología.
Los fármacos analizados por los investigadores del trabajo publicado en Neurology fueron paroxetina, antidepresivo de la clase de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), y venlafaxina de liberación extendida, que pertenece a la clase de los inhibidores de recaptación de la norepinefrina y de la serotonina.





Escala de Hamilton
El ensayo clínico, de tres meses de duración, implicó a 115 personas con Parkinson en varios estadios de la enfermedad y que cumplían el criterio para depresión. Alrededor de un tercio de los participantes recibieron paroxetina, otro tercio venlafaxina y el tercio restante placebo.

Universidad de Rochester en Nueva York

De media, los del grupo de paroxetina tuvieron una mejora de 13 puntos en la escala Hamilton de depresión y los del grupo de venlafaxina experimentaron una mejora de 11 puntos en la citada escala, en comparación con los 6,8 puntos de mejora con el placebo.

Françoise Hardy – Comment Te Dire Adieu?

Delicada intérprete de suave voz y dotada compositora de inclinación sentimental, sofisticada y melancólica, Françoise Hardy es la gran diva en la historia del pop francés.Nacida en París el 17 de enero de 1944, Françoise Madeleine Hardy vivió una niñez solitaria marcada por su extrema timidez y una estricta educación en un internado religioso de La Bruyère. Una salida para su monotonía vital era la música en la radio, escuchando con devoción a los grandes nombres de la chanson francesa. Poco a poco fue agrandando sus influencias, que residían principalmente en la canción pop tradicional gala, el music-hall, el rock and roll, el jazz y el folk.